Otro tipo de prevención

Tiempo de lectura: 2 minutos

Un amigo mío me contaba el otro día, que estuvo en una selección de personal,  para una importante empresa del sector bancario.

Pasados unos meses, con entrevistas, pruebas  y exámenes de conocimientos, el director de la empresa lo llamó para que fuera a su despacho.

Al entrar,  vió a otra persona en el despacho.

El director se explicó:

Mira Marc, le dijo, este chico sabe lo mismo que tú, tiene la misma carrera, mismo máster, ha superado las pruebas como tú, y en las entrevista me ha gustado tanto como tú, y yo no se como decidir quien ocupará el puesto.

¿Y bién? preguntó mi amigo y el otro chico movió la cabeza.

Yo no tomaré la decisión,-dijo-lo hará alguien más importante que yo.

Los dos se miraron, se vieron al presidente del gobierno entrando a caballo en el despacho.

El director descolgó un teléfono y le soltó a la chica de recepción:

Señorita Mar, ¿puede llamar a don Vicente?

Unos minutos después se abrió la puerta del despacho, y entró un hombre con una chapita en la solapa y una mirada triste.

Mi amigo, y el otro chico tenían los ojos abiertos como platos, cuando reconocieron que el hombre era el conserje del edificio.

El director movió la mano para que el hombre se acercara.

Vicente, -le dijo,-estos dos chicos aspiran al puesto de gerencia de esta delegación, pero yo no sabría con cual quedarme, ¿podría ayudarme?

El hombre de la chapita, el conserje, sin dudarlo señaló a mi amigo, y soltó “este” sin casi mover los labios…

¿Por algún motivo? Preguntó el director.

Por que cada día que ha venido a hacer entrevistas,  al entrar en el edificio,  me ha saludado con un “buenos días!”

Quizás no es la prevención que conocemos, no es la que salva vidas, pero es la prevención que hace que estar un montón de horas en un puesto de trabajo, sea un poco mas agradable, y te vayas a casa contando, con una sonrisa, como te han explicado un chiste desayunando, y se te ha olvidado por un momento el montón de papeles que tenías encima de la mesa, y estoy seguro que con el chiste, no sabes como, parece que hay menos papeles.

pequeñas cosas

Lectura recomendada: “El conserge y el gerente”, de Todd Hopkins y Ray Hilbert

 

Suscríbete a nuestras

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre

¿Quieres saber más sobre

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X