5 tips para conseguir una implicación efectiva de los mandos

Tiempo de lectura: 4 minutos

Conseguir interiorizar la seguridad y salud en el día a día es uno de los principios sobre los que se sustenta la cultura preventiva en las organizaciones.

Para ello, la implicación debe empezar con un compromiso visible de la alta dirección que vaya permeando a toda la organización. Y dentro de este compromiso, la participación e implicación activa de los mandos, en todos los niveles, es clave, como elemento de enlace entre la alta dirección y los trabajadores.

Por ello, te vamos a dar 5 tips para conseguir, de forma práctica y sencilla, que los mandos empiecen a interiorizar la seguridad en el día a día.

Valores. Trasmitir claramente lo que quiere la organización en cultura preventiva es indispensable para que todos se impliquen. ¿Hemos trasladado a los mandos la importancia de la seguridad y salud? ¿Nos hemos asegurado que lo han interiorizado? ¿Saben explicarlo? Son preguntas que nos debemos hacer.

Disponer de unos valores en seguridad y salud, unos principios o una política de seguridad y salud enfocada a cultura preventiva es una buena forma de empezar a trabajar en busca de un objetivo común.

¿Cómo lo hacemos? Haz que tanto los mandos como los trabajadores participen en la creación, diseño y difusión de esos valores y observa el resultado.

Habla. Los valores nos van a permitir establecer un lenguaje común en seguridad y salud. Pero no es suficiente. Debemos conseguir que hablar de seguridad y salud sea algo habitual, algo rutinario. Hablar de seguridad implicar reflexionar sobre ella y buscar soluciones en el día a día. ¡Qué mejor que hablar de aquello que nos apasiona!

¿Cómo lo hacemos? Empezar todas las reuniones hablando de seguridad y salud es una forma efectiva de mostrar la importancia que tiene para nosotros. ¿Qué está yendo bien en seguridad? ¿En qué estamos mejorando? ¿Qué podemos cambiar? Son preguntas que podemos hacer para empezar nuestro día. Si quieres ver cómo mira este artículo.

Camina. Muchas veces los mandos dicen que no tienen tiempo para estar en el día a día de las operaciones de seguridad, pero ¿realmente no disponemos de tiempo?… Debemos buscar momentos para compartir experiencias con nuestros equipos. Tiempo efectivo. Tiempo de escucha activa.

Hablar con los trabajadores en el día a día nos permitirá conocer mejor los puestos de trabajo, sus riesgos, sus medidas preventivas, las necesidades que tienen, la carga psicológica… Asimismo es una forma muy eficaz de afianzar nuestro compromiso visible.

¿Cómo lo hacemos? Implantar un sistema de paseos de seguridad, Gemba Walks u observaciones de seguridad ayudará a desarrollar diálogos constructivos en materia de seguridad y salud, afianzar el liderazgo, mejorar la percepción del riesgo y los comportamientos seguros. Tienes ejemplos en nuestro libro blanco sobre observaciones preventivas.

Implica. Un buen líder en seguridad y salud es aquel que genera nuevos líderes en seguridad y salud. Por ello es fundamental desarrollar acciones que permitan que nuestros colaboradores se impliquen más en el día a día en la mejora de la cultura preventiva. ¡Fomenta el espíritu de equipo en el día a día!

¿Cómo lo hacemos? Crear grupos de trabajo, implantar sistemas de propuestas de mejora, buzones de sugerencias o diseñar un programa de embajadores, son puntos que nos permitirán implicar a los trabajadores en el día a día.

Comenta. Comunicar de forma eficaz debe ser uno de los puntos sobre los que debemos trabajar para ese liderazgo efectivo. Comunicación verbal, no verbal, claridad, transmisión de aprendizajes, escucha activa y empatía son características que debe tener todo líder en seguridad y salud.

Y por supuesto no nos podemos olvidar de la retroalimentación. Dar feedback de las acciones, tanto positivas como negativas, es fundamental para un buen líder de seguridad.

¿Cómo lo hacemos? Establecer programas de capacitación adecuados para desarrollar habilidades, programas de liderazgo efectivo, implantar programas de transmisión de aprendizajes, establecer safety Corners, disponer reuniones periódicas de seguridad y salud con nuestros equipos, son ejemplos de acciones que nos pueden ayudar a mejorar en este punto.

Si quieres saber más sobre cómo ayudar a incrementar la cultura preventiva en tu organización no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El contenido del presente post esta extraído de las guías de Buenas prácticas de cultura preventiva y de Buenas prácticas en Liderazgo en Seguridad y Salud que hemos elaborado para Fraternidad-Muprespa.

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X