Los 12 errores más frecuentes a la hora de elaborar OKRs

Tiempo de lectura: 3 minutos
Tiempo de lectura: 3 minutos

En artículos anteriores comentamos el uso de la metodología OKR para ayudar a enfocar de forma adecuada la estrategia preventiva dentro de nuestra organización.

Pero debemos recordar que la implantación de un proceso de OKRs no es fácil. Implica un cambio de forma de trabajo que muchas veces no está interiorizado en el ADN de las organizaciones.

Esto conlleva que haya organizaciones donde han implantado OKRs y no han conseguido el objetivo deseado o que al final se hayan desechado por no considerarlos útiles.

A continuación, te mostramos los doce errores más comunes que hemos detectado a la hora de implantar OKRs:

Error 1: Como es lógico, y tal y como hemos indicado en el principio del artículo, implantar una metodología de OKRs implica una evolución cultural tanto a nivel organizacional como a nivel de liderazgo. ¿Sabemos si estamos preparados? ¿Cómo empezamos? ¿De qué apoyos disponemos? Son preguntas clave a la hora de implantar OKRs.

Error 2: No tener clara la estrategia tanto de la organización como del área de prevención. Los OKRs tienen que estar claramente alineados con dicha visión y estrategia, ya que sino no cumplirán el fin para el que se han definido. ¿No dispones de estrategia preventiva? Empieza por definirla.

Error 3: No invertir tiempo en alinear los OKRs con dicha estrategia. Muchas veces conocemos dicha estrategia pero a la hora de implantar los OKRs nos olvidamos de ella y enfocamos los OKRs a lo que quiere la Dirección. Si hacemos esto, estaremos implantando indicadores en cascada que no conseguirán los objetivos deseados.

Error 4: Derivado de la anterior, está claro que definir OKRs sin que participen las personas de la organización es el siguiente error habitual. Consultar y empoderar a los trabajadores es clave para crear OKRs adecuados.

Error 5: Haz que se impliquen. No sólo se debe hacer que participen en el desarrollo sino que tienen que estar completamente implicados. ¿Conocen los OKRs existentes en materia preventiva? ¿Aportan soluciones o acciones para mejorarlos? ¿Hacen el seguimiento de las mismas? Las respuestas a estas preguntas nos darán pistas sobre dicha implicación.

Error 6: Crear OKRs sin responsable. A la hora de definir OKRs debe quedar claramente definido qué unidades o personas van a trabajar en las acciones enfocadas a conseguir dichos objetivos. Si no hacemos esto, los OKR que creemos no llegarán a término.

Error 7: No ponderar claramente los objetivos. Definir objetivos ambiciosos es un punto clave para que triunfen nuestros OKRs, pero siendo al mismo tiempo realistas. Definir objetivos completamente inalcanzables o demasiado fáciles pueden producir el efecto contrario a lo que deseamos, haciendo que la motivación y compromiso de las personas decaiga.

Error 8: Crear muchos OKR. Debemos recordar que la metodología OKR busca poner el foco en los asuntos importantes que aporten valor, por lo que menos es más. Mejor definir pocos y centrarse en ellos que definir muchos que lo único que puede hacer es medir cosas que no son importantes o perder el foco. Recuerda que por cada objetivo es aconsejable disponer como mucho entre 3 y 5 Key Results.

Error 9: Centrarse únicamente en cumplir los OKRs. Usar los OKRs como una variante de los KPIs, donde lo único que importa es cumplir el objetivo no es la solución. Los OKRs buscan una mejora de toda la organización sustentado en la participación y en la mejora continua, por lo que tan importante es el camino que hacemos como a dónde llegamos.

Error 10: Lo anterior no implica que no se haga seguimiento de los OKRs. No hacer un seguimiento adecuado de los OKRs es otro error muy habitual. Realizar un seguimiento adecuado de los OKRs en todos los niveles de la organización, teniendo claro qué se quiere conseguir, cómo y por qué es otro punto fundamental a tener en cuenta.

Error 11: Asociar OKRs a un bonus o retribución. Debemos recordar que los OKRs están enfocados a la implicación de las personas en la mejora de la seguridad y salud de forma intrínseca.

Error 12: Olvidarse de los CFR, parte fundamental de los OKRs. El ciclo CFR (conversaciones – retroalimentación  reconocimiento). Los CFR permiten, mediante conversaciones con las personas, favorecer la retroalimentación/feedback. No perdamos la oportunidad de reconocer las cosas bien hechas en materia de seguridad y salud y de preguntar a las personas de la organización. ¿Estamos haciendo lo correcto? ¿En qué podemos mejorar?

Si quieres saber cómo impulsar tu cultura preventiva usando OKRs no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X