Sostenibilidad: ¿El impulso definitivo a la seguridad y salud en las organizaciones?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hace pocos días despertábamos con la noticia de que el mayor fondo soberano del mundo, el Fondo de Pensiones del Gobierno noruego, salía del capital de las compañías eléctricas y mineras más ligadas al sector del carbón, por motivos de carácter medioambiental y de responsabilidad social.

RSC2
Fecha: 5/06/2015

La noticia representa un gran espaldarazo a la lucha contra el cambio climático, y se estima que dadas las dimensiones y la influencia del fondo, su decisión puede desencadenar un efecto arrastre para que otros inversores sigan sus pasos.

RSC
Fecha: 31/01/2015

Este tipo de decisiones, que hace años eran impensables, son más frecuentes cada día. Y no nos quedamos en los motivos medioambientales, sino que fueron las supuestas violaciones de los derechos humanos de las tribus indígenas en Perú las que obligaron a Repsol a desprenderse de uno de sus principales proyectos de exploración el pasado mes de enero.

La venta llegó tras las repetidas advertencias del Comité de Ética del Fondo, que aboga por una gestión sostenible de su cartera de inversión. El Norges Bank Investment Management (NBIM), dispone de un patrimonio bajo gestión de 800.000 millones de euros, y su objetivo es invertir el dinero que el Estado noruego recauda gracias al petróleo para garantizar las futuras pensiones de los ciudadanos del país.

Las normas de la institución noruega impiden invertir en zonas y empresas que no sean éticas, siendo un ejemplo de transparencia y compromiso en este ámbito. De hecho, el Fondo fue de los primeros en publicar una lista negra de valores excluidos de su universo de inversión por incumplir los derechos laborales, tener negocios contaminantes o pertenecer a sectores como la venta de armas.

Rsc4

Entre las compañías excluídas encontramos por ejemplo a Airbus, Boeing, Philip Morris, Wall Mart o Rio Tinto, entre otras.

Y esta no es la única institución que apoya este tipo de iniciativas. El fenómeno está creciendo de forma exponencial, aunque solo sea por el factor “maquillaje”. Hace pocos días, la principal petrolera de Brasil, Petrobras, fue expulsada del Dow Jones Sustainability Index.

RSC3

Creado en 1999, el Dow Jones Sustainability Index se ha convertido en uno de los principales referentes mundiales para las empresas que destacan por su actuación responsable y sostenible. Este índice monitoriza el desempeño de un universo de las 2.500 compañías que forman parte del Dow Jones Global Index. Sólo un 10% de ellas consiguen formar parte del Dow Jones Sustainability Index, tras un exhaustivo análisis realizado por la firma RobecoSAM.

La expulsión, por tanto, ha significado un duro golpe a la imagen de la compañía, que imaginamos intentará corregir para volver al tan ansiado índice.

El desgraciado accidente del colapso de la fábrica textil de Bangladesh en 2013, fue uno de los últimos duros golpes a las malas prácticas en seguridad y salud laboral en el sector inversionista. La catástrofe removió todo el sector textil, y las firmas que ocupaban el conocido edificio Rana Plaza (algunas de ellas, españolas) se tuvieron que poner al día en seguridad laboral para evitar la fuga de capitales.

Y no se queda ahí la importancia que está cobrando la seguridad y salud laboral en el ámbito de las finanzas empresariales. En la última revisión del Informe del Global Reporting Initiative (GRI.4), entidad que ha dado los primeros pasos a nivel internacional para diseñar una guía que sirviera para ayudar a las organizaciones a integrar documentalmente la información económica, social y ambiental dentro de su memoria de sostenibilidad (RSC), ha tomado una importancia capital la seguridad y salud ocupacional como elemento determinante para invertir de forma responsable en una compañía.

Numerosos fondos de capital riesgo de todo el mundo ya utilizan como guía para orientar sus inversiones el informe del GRI.

Con todo ello, si ya no habían suficientes motivos para invertir en seguridad y salud en el trabajo, este nuevo criterio se suma e inyecta nuevas y capitales motivaciones. No se invertirá en compañías que no cuiden la salud de sus empleados.

Esperemos, por tanto, que este sea un impulso definitivo para que las organizaciones se tomen la prevención de riesgos laborales como una gran inversión de futuro.

Suscríbete a nuestra

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre

¿Quieres saber más sobre

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X