¿Qué caracteriza a una Cultura de Seguridad en clave HOP?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cultura Organizacional, Cultura de Seguridad, Cultura de Seguridad Operacional, cambio, transición o evolución cultural, gestión del cambio…son conceptos que en los últimos tiempos han ido cobrando cada vez más importancia en el mundo del Factor Humano y de las organizaciones.

Cultura Organizacional, Cultura de Seguridad, Cultura de Seguridad Operacional, cambio, transición o evolución cultural, gestión del cambio…son conceptos que en los últimos tiempos han ido cobrando cada vez más importancia en el mundo del Factor Humano y de las organizaciones.

 

Escucha la lectura de este artículo


 

Cultura Organizacional, Cultura de Seguridad, Cultura de Seguridad Operacional, cambio, transición o evolución cultural, gestión del cambio…son conceptos que en los últimos tiempos han ido cobrando cada vez más importancia en el mundo del Factor Humano y de las organizaciones.

Pero, ¿qué es la Cultura de Seguridad? En los últimos 30 años este concepto se ha definido de múltiples maneras. La Agencia Internacional de Energía Atómica fue la primera en utilizar este término, a raíz del accidente de Chernóbil 1986, y lo definió como “El conjunto de características y actitudes de la organización y de sus individuos que determinan que, como principal prioridad, las cuestiones de seguridad en una planta nuclear reciben la atención justificada por su importancia”.

Por otra parte, la Comisión Británica de Seguridad y Salud lo ha definido como: “El producto de los valores, actitudes, competencias y patrones de comportamiento que determinan el compromiso hacia, y el estilo y capacidad de, los programas de Seguridad y Salud de una organización. Las organizaciones con una cultura positiva de seguridad están caracterizadas por comunicaciones basadas en la confianza mutua, las percepciones compartidas de la importancia de la seguridad, y por la confianza en la eficacia de las medidas preventivas”.

Lo que está claro es que la Cultura de Seguridad va más allá de los valores y creencias compartidas de la organización, siendo lo realmente importante las acciones y prácticas de todos sus integrantes en el día a día. De hecho, ¿cuándo se puede ver el nivel de cultura de seguridad que tiene una organización? Cuando nadie está “mirando”, esos comportamientos definen los valores y creencias que realmente están interiorizados.

Para poder valorar el nivel de cultura de seguridad de una organización se han desarrollado múltiples modelos, pero uno completamente alineado con el enfoque del Human & Organizational Performance que es el que propone el Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) en su Integrated Safety Management System Guide. En él se identifican tres áreas principales, cada una de las cuales tienen varios atributos asociados.

  • Liderazgo, compuesto por el liderazgo en seguridad, una toma de decisiones conservadora y basada en el conocimiento de los riesgos, el compromiso de la dirección y el trabajo en campo, el reclutamiento y retención del talento, la comunicación abierta…
  • Compromiso de los trabajadores, mediante responsabilidad personal, el trabajo en equipo y el respeto mutuo y la consciencia de riesgos y controles.
  • Aprendizaje organizacional, a través de la credibilidad, la confianza y los reportes de errores y problemas, su resolución, la monitorización del desempeño, la importancia de la experiencia operacional y la presencia de una actitud cuestionadora.

El trabajo en estas áreas no solo contribuye a alcanzar la excelencia en el desempeño desde el punto de vista de la seguridad, sino que también es determinante para la productividad de la organización.

Todos estos factores son los que trabajamos desde nuestra metodología SBO, pero en este post vamos a hacer especial hincapié en el aprendizaje operacional, utilizando herramientas como los equipos de aprendizaje operacional de los que hemos hablado en anteriores artículos. Estos grupos de trabajo permiten retener y ampliar el conocimiento de nuestra organización involucrando a todos sus miembros a través de la participación y empoderamiento de los trabajadores, lo que da lugar a soluciones rápidas, tangibles y consensuadas. Además, si consideramos el triángulo dirección-mando-trabajador, esta herramienta permite reflejar a nivel operacional la evolución que la organización está experimentando en los otros factores: liderazgo y compromiso de los trabajadores. Esto se traduce en un desempeño sostenible en el tiempo y en una organización autónoma que genera su propio aprendizaje.

SBO Inspired by HOP

En posteriores artículos, hablaremos de otras herramientas con las que se pueden trabajar cualquiera de los tres factores que sustentan una cultura de seguridad en clave HOP. Si quieres saber más sobre HOP, abre este enlace.

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X