Psicosociología, ¿y ahora qué?

Tiempo de lectura: 3 minutos

El sesgo de buscar problemas, no permite visualizar el espacio de oportunidad

El sesgo de buscar problemas, no permite visualizar el espacio de oportunidad

De forma continua y durante muchos años, hemos estado resaltando el mensaje “la importancia de lo que no se ve” para dar conciencia sobre la necesidad de afrontar los riesgos psicosociales. Hoy, sus efectos son visibles y evidentes. Como lo es que las personas no podemos aislarnos del entorno. Nos afecta no solo la tarea que desarrollamos en nuestro puesto de trabajo, nos influye cómo nos supervisan, las capacidades de quién lo hace y cómo se marcan los objetivos, la cultura preventiva de nuestra organización y como no, la propia vida.

Nos encontramos en un momento clave. A todo lo anterior se suma la fatiga de un año para el que nadie estaba preparado, donde nuestra salud mental se está poniendo a prueba y para lo que tendremos que empezar a tomar medidas. La primera, la intervención psicosocial, pero ya lo decía Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. 

Está claro que ha llegado el momento de idear nuevos modelos de intervención psicosocial. Debemos tener en cuenta los escenarios actuales en los que nos movemos y proponer medidas más allá de la formación/información. Además de optar por un análisis de la situación con un enfoque multimetódico donde la triangulación será la técnica que nos permita contrastar toda la información. Sus pilares fundamentales:

  • Información Organizacional: debemos conocer el entorno en el que nos movemos.
  • Análisis cuantitativo: obteniendo la percepción de los trabajadores a través de un método que ofrezca confianza. Deberá ser completado con los indicadores de riesgo.
  • Análisis cualitativo: con la intervención del técnico mediante entrevistas y trabajo en campo, visualizando las tareas y haciendo partícipes a los trabajadores. Todo esto, le permite contrastar y objetivar la realidad existente.
Plan de acción psicosocial

A partir de esta actuación, cada medida derivada se convertirá en un reto. Porque la experiencia nos dice que es aquí donde quedan estancadas la mayoría de los procesos de evaluación psicosocial. Algo que agrava la situación previa a la intervención ya que estas actuaciones generan gran expectativa en las organizaciones.

Pero, ¿y si vamos un paso más allá y nos atrevemos a jugar con el miedo, retarlo, afrontarlo, enfrentarnos a él…?. Y mejor aún, ¿y si nos atrevemos a visualizar un futuro donde la psicosociología pasa de ser algo obligado, a construir un espacio para el error, el aprendizaje y la mejora continua? 

Con este objetivo, trabajamos con los equipos de CoCreación. Espacios compartidos donde crear conocimiento a través de equipos de trabajo centrados en la detección de dificultades y la generación creativa de soluciones a partir del diagnóstico obtenido en la evaluación psicosocial e implantación de las mismas.

Para entender mejor estas dinámicas hemos creado unos talleres con el mismo título del post, Psicosociología, ¿y ahora qué?, dónde hemos querido fomentar la participación y la creatividad como claves en estos procesos de evaluación psicosocial. Si bien es cierto que los procesos creativos tienen cabida en cualquier área de negocio donde queramos que las personas formen parte del proceso, en el contexto psicosocial, trabajamos y hacemos el esfuerzo por generar un espacio por y para las personas de la organización, para trabajar en la evaluación de riesgos psicosociales en sí misma.

Tratamos de conseguir, que las personas sean una parte activa dentro de la búsqueda y propuesta de soluciones, practicar el pensamiento divergente-convergente, y, en definitiva, trabajar la psicosociología desde un enfoque completamente disruptivo y enriquecedor.

Proceso de exploración en psicosociología

Por tanto, apostamos por las personas como motor del cambio para hacer de la organización un lugar más flexible y autónomo. Así, podemos aplicar las habilidades adquiridas en otras áreas: escucha activa, respeto a otras opiniones, trabajo en equipo, cooperación, conocimiento interno, corresponsabilidad.

De este modo el cambio es posible, y el impacto es extensible a las diferentes áreas de la organización.

¿Tú también quieres ir más allá en el enfoque hacia la psicosociología? ¡Solicita tu plaza para la próxima sesión del taller Psicosociología, ¿y ahora qué?, las plazas son limitadas! Y si crees que podemos ayudarte a dar un paso más para fortalecer la Cultura de Seguridad de tu organización, ¡contacta con nosotros!

Artículo de Juan Carlos Tena y Placer Vieco.

Fotografía de portada de Timon Studler (Unsplash)

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X