Karakuri Kaizen: Dispositivos al servicio de la mejora continua y la ergonomía

Tiempo de lectura: 3 minutos
Tiempo de lectura: 3 minutos

En el post de hoy exploraremos cómo los dispositivos denominados Karakuri Kaizen pueden ser una buena forma con la que mejorar al mismo tiempo la eficiencia, la ergonomía y la reducción de costes de los procesos productivos donde la manipulación de cargas y el transporte de materiales son una componente importante.

¿Qué es un Karakuri?

La palabra Karakuri se sitúa en Japón y tiene su origen en el siglo XVII. Dicha palabra significa “dispositivo mecánico” y es utilizada en su sentido más estricto para referirse al arte basado en la creación de muñecos mecanizados o automatizados, capaces de realizar actividades tan sorprendentes como servir el té o bajar una escalera con objeto de entretener a su espectador.

¿Cuál es su relación con Lean y la Ergonomía?

Los Karakuri Kaizen son dispositivos utilizados en las organizaciones Lean que tienen por objeto optimizar los procesos de producción mediante su automatización con un enfoque de energía cero, lo cual incluso los hace amigables con el medioambiente. Para ello, utilizan mecanismos basados en fuerzas mecánicas, que con poco esfuerzo y a un bajo coste, permiten mover elementos como cajas o piezas de un punto a otro del proceso. 

Para los dispositivos Karakuri, además, la ergonomía y el factor humano son una componente fundamental de su diseño. De tal forma que, un Karakuri será efectivo siempre y cuando, también sea capaz de facilitar las transferencias de cargas pesadas y ayude a reducir los movimientos repetitivos de los operarios.

Otro elemento característico, es la necesidad de contar con la colaboración de los propios operarios en su diseño y mejora continua. El hecho de tratarse de dispositivos con basados en elementos de mecánica básica y sin nada de eléctrica, hace posible que el operario pueda incluir encargarse de su mantenimiento, reparación y mejora. 

¿Cómo funciona un Karakuri?

Para que un dispositivo Karakuri funcione es necesario aplicar una determinada energía. En este caso, la principal fuente de energía que se utiliza es la fuerza de la gravedad, el apalancamiento y en una menor medida la energía muscular (de ahí su principal ahorro). 

Así, por ejemplo, cuando se trata mover elementos pesados, es posible recurrir al propio peso de estos elementos para lograr su movimiento sin necesidad de realizar esfuerzos manuales complicados que puedan suponer un sobreesfuerzo para los operarios. 

Si con este tipo de fuerzas no fuera posible mover nuestros elementos, Karakuri permite aplicar una mínima fuerza externa, como puede ser la energía hidráulica o eléctrica, pudiendo diseñarse así sistemas híbridos.

¿Cómo se puede aplicar?

Lo primero de todo será identificar las necesidades que se desean cubrir. Por ejemplo, ahorrar tiempo en un proceso, reducir el gasto energético o los costes de mantenimiento y/o mejorar ergonómicamente un puesto de trabajo.

Después, se deberá realizar un estudio del proceso a mejorar y su entorno, debiendo considerar aspectos como, peso y tamaño de las cargas, puntos de entrada y salida, espacio de trabajo, etc.

Una vez se hayan determinado las necesidades, las variables del proceso y el entorno, será el momento de comenzar a diseñar el Karakuri. Para ello se deben considerar aspectos como: el tipo de material a utilizar en la estructura (metal, pvc…), fuerzas a emplear, secuencia de movimientos, etc. En cualquier caso, es importante no perder de vista que debe tratarse de un proyecto de bajo coste, es decir debe emplearse la menor cantidad posible de piezas y dispositivos electrónicos (sensores, controladores…)

Finalmente, y como en cualquier proyecto Lean, no te rindas si tu dispositivo no funciona a la primera. Haz tantas pruebas como sea necesario hasta lograr que tu Karakuri funcione y se adapte a tus trabajadores y procesos.

…y sobre todo ¡nunca dejes de mejorarlo!

Para que te sirva de guía e inspiración, te dejamos el siguiente vídeo, en el cual la empresa Toyota nos explica cómo deberías implantar un Karakuri en tu organización.

Si estás interesado en saber más sobre los Karakuri Kaizen y quieres mejorar la ergonomía de tus procesos, no dudes en contactar con nosotros.

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X