La cultura organizacional es un elemento fundamental para el éxito de cualquier empresa. En este post, exploraremos la importancia de la cultura organizacional y cómo puede afectar el desempeño y la satisfacción de los empleados.

Qué es la cultura organizacional

La cultura organizacional es un conjunto de valores, creencias y prácticas compartidas por los miembros de una organización, los cuales influyen en el comportamiento de los trabajadores y en cómo trabajan juntos hacia metas comunes. Una cultura organizacional sólida es como el alma de una empresa, pues esta define su identidad y establece las bases para las interacciones internas y externas. Una cultura organizacional bien definida podría servir de motivación extra para los empleados de una empresa, así como alinear las acciones de estos con los objetivos de la empresa y fomentar así un sentido de pertenencia y propósito común que repercuta en buenos resultados.

Tipos de cultura organizacional

Cultura de control

Este tipo de cultura se caracteriza por contar con una estructura jerárquica y controlar y supervisar de forma, a veces, exacerbada. Las reglas y procedimientos serían estrictos y se enfatizaría el cumplimiento de normas de la empresa. Las decisiones suelen ser tomadas por los niveles superiores de la organización y los empleados tendrían poco que decir.

Cultura de adaptabilidad

En contraste con la cultura de control, la cultura de adaptabilidad valora la flexibilidad y la capacidad de respuesta al cambio de los empleados. En este tipo de cultura organizacional, se fomentaría la innovación, la creatividad y la experimentación. Las empresas con este tipo de cultura suelen estar abiertas a nuevas ideas.

Cultura orientada a resultados

Más aplicada en el sector tecnológico, en este tipo de cultura el enfoque principal está en, tal y como su nombre indica, lograr resultados. Se valora el rendimiento de los empleados y se establecen objetivos que cumplir.

Cultura de colaboración

La cultura de colaboración es un tipo de cultura organizacional la cual se basa en el trabajo en equipo y la cooperación entre trabajadores. Se fomentaría la comunicación abierta, la participación activa y el apoyo entre todos. Se promueve un ambiente de trabajo inclusivo donde todos los empleados se sienten valorados y tienen la oportunidad de contribuir y crecer dentro de la organización.

Diferencia entre cultura organizacional y cultura preventiva

La cultura organizacional se refiere, en general, al conjunto de valores, creencias, normas y compartidas por los miembros de una organización. En otras palabras, sería el “ADN” de la empresa. La cultura preventiva, por otro lado, se centra específicamente en fomentar todas aquellas prácticas y comportamientos orientadas a prevenir riesgos, accidentes y situaciones problemáticas en el entorno laboral, es decir, fomentar la conciencia y responsabilidad en todos los niveles de la organización.