Una imagen irrepetible: El colosal andamio de madera del parlamento húngaro en Budapest

Tiempo de lectura: 3 minutos

El verano de 2004 visité la que es una de mis ciudades preferidas: Budapest. Hungría acababa de firmar su adhesión a la Unión Europea y el país conservaba aún su esencia y miseria. Gracias a Hungría, saboreé lo que quedaba de decrépito aroma a Europa del Este. Me encantó.

De entre todos los recuerdos que conservo de la ciudad, esta imagen es quizá el que más grabado permanece en mi memoria. El imponente Parlamento húngaro en Budapest tal y como lo encontré el verano de 2004:

andamio de madera

Un espectacular andamio de madera cubría la fachada durante la reforma del posiblemente más importante edificio oficial del país.

Tenía de todo: protección con barandillas en todas las plataformas de trabajo, malla completa para evitar la caída de objetos, elementos estructurales horizontales a cada (aprox.) 2 metros de altura. Y no lo recorrí por dentro, pero estoy seguro que las distancias y dimensiones permitían un uso acorde a su colosal aspecto.

Un trabajo impresionante dignificado aún más por el componente artesanal y la entrañable exhibición de los gremios de la construcción tradicional. Sí, lo digo con cierta nostalgia porque será casi imposible volver a ver un andamio así, al menos en un edificio oficial como este, que hoy en día reformado tiene este estupendo aspecto:

andamio de madera - Budapest

Hungría pasó a formar parte de la Unión Europea en el año 2004. Como todo país que se adhiere a la UE, Hungría debe asumir paulatinamente toda la legislación de la Unión, incluida la relativa a prevención de riesgos laborales y, dentro de ésta, la directiva 2009/104/CE, relativa a las disposiciones mínimas de seguridad y de salud para la utilización por los trabajadores en el trabajo de los equipos de trabajo.

Aunque esta directiva no impide expresamente el montaje de este tipo de andamios, en la práctica los hace técnicamente inviables: Te imaginas hacer un cálculo de resistencia y estabilidad de un sistema sin configuración estructural establecida, que se fabrica con clavos y madera montados según la maestría de los trabajadores y expuesto por las características de los materiales a cambios acelerados en sus propiedades?. Más aún, imagina hacer un plan de montaje, utilización y desmontaje…

Algo me dice que no volveré a ver un andamio así en Budapest, al menos en un edificio oficial como el parlamento húngaro.

Donde sí parece probable encontrar prodigios de este tipo es, por ejemplo, en Hong Kong, donde el montaje de andamios de bambú es una actividad al alza, con regulación propia, academias de formación y empresas de montaje especializadas. Hasta responsables técnicos de los proyectos de construcción más punteros justifican su uso por ser más seguro que los andamiajes de acero bajo ciertas circunstancias. Imagino que el bajo coste del bambú respecto al acero (una décima parte) algo tendrá que ver.

Allí, según se dice en este vídeo, el diseño del andamio depende de cómo lo vean los trabajadores en cada momento:

andamio de madera - scaffolder

¿Has visto alguna vez algo parecido en directo?

Suscríbete a nuestras

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre

¿Quieres saber más sobre

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X