Soluciones express para trabajar de forma saludable: Trabajos en el vehículo

Tiempo de lectura: 2 minutos

Seguimos con la serie de entradas dedicadas a ofrecer soluciones express para ayudar a los trabajadores en movilidad, basados en el manual práctico para adaptar los puestos de trabajo a la movilidad, proyecto que desde PrevenControl llevamos a cabo para la CEOE.
Hoy trataremos las posibles soluciones ergonómicas a aplicar en vehículos (públicos y privados).
Al igual que en trenes de cercanías o metro, se suele viajar en vehículo recorriendo distancias cortas, hecho que muchas veces limita la forma de trabajar durante el trayecto.
Si vas a trabajar mientras te desplazas en automóvil, siéntate siempre en el asiento trasero, puesto que vas a tener mayor amplitud que en el asiento del copiloto y esto te permitirá estar más cómodo.
Una vez sentado:

  • Si colocas tu maletín o mochila sobre tus piernas, y sobre estos tu ordenador, aumentarás la altura de la pantalla.
    • Si no tienes mochila o maleta, dentro del vehículo podrás encontrar otros elementos, como una carpeta de discos, una guía de mapas, un callejero…, que por su volumen, también te servirán de ayuda.
    • En caso de que el asiento no disponga de reposabrazos central, el maletín o mochila también te podrán servir para apoyar ambos antebrazos.
  • Usa el reposabrazos central para apoyar uno de los brazos (si eres diestro colócate en el lado izquierdo y si eres zurdo, en el lado derecho).
  • Coloca debajo de tu otro brazo, una chaqueta enrollada por ejemplo, que te permita apoyarlo con suficiente altura para trabajar.
  • Si la luz exterior entra directamente a través de la ventanilla, produciendo deslumbramientos molestos:
    • Coloca una chaqueta, jersey…. atado al agarradero superior del vehículo (situado encima de la ventana).

Si necesitas máxima concentración:

  • Pídele al conductor que reduzca el volumen de la radio o directamente la pare.

Si te mareas en el coche:

  • Si es de forma habitual, procura reducir el uso del PC y sólo revisar emails y realizar llamadas.
  • Si es en un momento puntual, deja de mirar a la pantalla durante un tiempo y abre la ventanilla.
    • También puedes optar por mover las piernas, intentando simular que caminas (de ésta forma envías una información subjetiva a tu cuerpo para “engañarle” conforme te estás moviendo).

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X