Los técnicos de prevención en la cultura preventiva

Tiempo de lectura: 3 minutos

En mi ronda matinal de prensa, vi ayer una entrevista a Joaquim Ruiz, CEO de esta empresa, PrevenControl. “A nivel de prevención falla la cultura preventiva”, decía a partir del minuto 1:55:

JRuiz_entrevista_vimeo

Entrevista Joaquim Ruiz from ORPNews on Vimeo.

Luego, leí esta noticia difundiendo el interés de organismos internacionales por controlar las condiciones laborales en las factorías del sector textil del Bangladesh. Independientemente del contenido en sí, pensé que era bueno que la aplicación de la responsabilidad social de las organizaciones sea noticia a nivel mundial, como ya ha ocurrido en otros casos antes.

Al final de mis lecturas, noté una inquietante relación inconexa entre la entrevista de Joaquim y la noticia de Bangladesh. “Cultura preventiva”, “responsabilidad social”,… algo tienen que ver, pero ¿qué? ¿y cómo?. Así que me puse a buscar la respuesta solvente a este vínculo intuitivo que tenía.

La cultura preventiva es un concepto en expansión.

El rastreo en Internet me llevó a este informe de EU-OSHA “evaluación de la cultura de seguridad y salud laborales”, de 2011.

Al revisarlo, empecé a sentirme mejor. No por encontrar la respuesta concreta a una de mis dudas matinales, lo cual hubiera sido demasiado bonito para ser lunes, si no por comprobar que no hay una definición de “cultura preventiva” universalmente aceptada. El informe se refiere a ella como “aspectos informales y culturales de una organización que pueden tener una influencia en cómo la seguridad y salud laboral es percibida y gestionada y a partir de los cuales los trabajadores toman conciencia de asuntos de seguridad y salud y actúan de forma segura y saludable”. A lo largo de todo el informe, se refiere intencionadamente a cultura preventiva como concepto “amplio”, “complejo”, “abstracto”, “informal”,….

O sea, no hay definición, pero sí el alma tranquila por comprobar que mis dudas matinales estaban justificadas y que es normal cuando hablo de cultura preventiva sea incapaz de dar con el término exacto. Sencillamente, no hay definición, aunque todos sabemos a qué nos referimos con ella 😉

Al mismo tiempo, esa ambigüedad en el concepto de cultura preventiva es lo que nos permite relacionarla de forma más intuitiva que razonada con la responsabilidad social de nivel mundial que trata el artículo de Bangladesh: de igual modo que la cultura preventiva influye la toma de conciencia por parte de los miembros de una empresa, la responsabilidad social incluye todos esos aspectos a partir de los cuales los ciudadanos toman conciencia de asuntos que afectan a las sociedades, ya se trate de condiciones laborales y de seguridad laboral, medio ambientales, de salud en general.

En algún lugar, cultura preventiva de la empresa y responsabilidad social tienen un punto de encuentro. No lo busques en la normativa: empezará en cosas como el fomento de la participación de trabajadores y un efectivo liderazgo de la directiva; seguirá con el aumento del clima de confianza y bienestar en el trabajo; saldrá de las paredes de la empresa con la conciliación de la vida privada y laboral; y se proyectará a la sociedad mediante acciones de compensación de emisiones de carbono y educación del resto de miembros de la familia o la sociedad.

Dónde empieza y dónde termina la cultura preventiva no lo sé. Y, a falta de una regulación que limite mi desempeño profesional, no quiero ponerle barreras. Cuando tengo que explicar cuál es mi profesión, suelo contestar que me dedico “a la prevención de riesgos”. Lo digo así principalmente porque “prevención de riesgos” (así, sin ni siquiera el sufijo “laborales”) eleva intencionadamente mi ámbito profesional más allá de las tres especialidades técnicas (seguridad, higiene, ergonomía) oficialmente establecidas.

“Prevención de riesgos” es el término formal que hay detrás de la adaptación de mi profesión -y seguramente la tuya, si estas leyendo esto- a la evolución en los modelos en las organizaciones demandados más por la sociedad que por normas tradicionales.

En este contexto, nuestras funciones y responsabilidades no los dice un real decreto. Por primera vez, los límites nos los ponemos nosotros mismos.

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X