Formación "no presencial"?… ¡No!, esa no vale

Tiempo de lectura: 4 minutos


Aunque en holandés, en este spot televisivo podemos recordar cual era el tipo de ordenadores portátiles que se estilaban por el año 1995. En ese año, también se puso en el mercado por parte de Microsoft, el famoso Windows 95.
¿Os imagináis que hubiéramos tenido la suerte de conservar estas dos piezas de museo, es decir un IBM ThinkPad 701C , con el windows 95 instalado y que encima funcionase?. Imaginarlo por un momento.
¿Os atreveríais, 19 años después, o sea en la actualidad del 2014, a aparecer con ese artilugio en cualquiera de nuestras empresas cliente, para hacerle una presentación de un producto o servicio novedoso o simplemente para mantener una reunión?
A parte de que tendríamos millones de problemas para poder soportar una conexión a internet o recibir un solo email, probablemente nos sacarían a gorrazos de la empresa y nos dirían de una forma diplomática que no nos querrían volver a ver por allí.
Ni que decir tiene, que a la pregunta anterior, yo… No me atrevería.
Pero el caso es que en ese 1995, también se publico la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales y en concreto se redactó el artículo 19 “Formación de los trabajadores y que en su apartado 1, indicaba y sigue indicando:

  1. En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración de ésta, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo.
    La formación deberá estar centrada específicamente en el puesto de trabajo o función de cada trabajador, adaptarse a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos y repetirse periódicamente, si fuera necesario.

Otra pregunta: ¿Os atreveríais a impartir una formación en Prevención de Riesgos Laborales de acuerdo a lo indicado en el art 19 de la Ley 31/95 con la tecnología del año 1995 y que recordamos en este post?

Illustration01

Pues si la respuesta es la lógica, que no, ¿por qué continuamos empeñados en pretender seguir cuestionando la validez o no de una modalidad formativa, cuando las actuales Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) nos han permitido desarrollar herramientas, aplicaciones y plataformas donde la calidad de la formación puede ser muy superior a cualquiera de las formaciones presenciales que impartíamos en aquella época (retroproyector, televisión y vídeo)?

  • ¿Alguien ha oído eso de la Gamificación que se esta aplicando en otros sectores y también se empiezan a hacer cosas en materia de PRL (formación principalmente) y que es una de los sectores que se prevé tenga una mayor penetración en el mercado? (por algo será).
  • ¿Habéis oído, que prácticamente la mayoría de las personas que nos formamos (formación postgrado, máster, …) se recibe en modalidad “no presencial” (lo dicen las estadísticas), sin que ello suponga una perdida de calidad (vídeo tutorías, o asistencia a clases presenciales virtuales por streaming, webminar, etc) respecto a la modalidad presencial?.
  • ¿Habéis oído, quizá, que también existen aplicaciones que son capaces de rastrear el ojo humano (por ejemplo de un alumno que esta visualizando a través de la pantalla de su ordenador, alguno de los contenidos de un curso) y de esta forma ser capaz de determinar el tiempo que ha estado “implicado” y así poder evaluar el grado de atención?.
  • ¿…?

Si esto os suena, porque nos siguen repitiendo tantas veces, aquello de:

Si no es formación presencial, … ¡¡¡no vale!!!

Sin más criterio que este, .. sin haberse molestado en conocer la forma de impartición, los recursos, las herramientas, … utilizados. Hasta cuando vamos a seguir siendo tan torpes, de no querer ver cual es la realidad de todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor, tecnológicamente hablando y que cambia a pasos agigantados en décimas de segundos.
No olvidemos que la calidad de la formación, no depende de la modalidad de impartición, sino del contenido y de los recursos que pongamos a disposición de los que la reciben (los trabajadores). Si, …, también me refiero como no, a los recursos 2.0 y a otras formas o modalidades que me vienen a la cabeza como “m-learning” o “social learning”.
Otra pregunta ¿Que es mejor, aquellas formaciones infumables, que todos hemos impartido alguna vez y en las que después de pegarles un tostón a los trabajadores, rematábamos con un vídeo para que se acabaran durmiendo? ¿Alguien cree que eso era efectivo?



No será mejor una formación en Prevención de Riesgos Laborales de calidad, en la modalidad que sea, pero en la que los trabajadores una vez finalizada, piensen que les ha valido la pena, que han aprendido algo y lo más importante, que se puedan llevar consigo (por ejemplo en su móvil) alguna información práctica y visual (por ejemplo una infografía) que poder ver en cualquier momento y refrescar la memoria.
No se tú, pero yo lo tengo muy claro, (y otros muchos expertos en la materia lo tienen todavía mas “La efectividad de la formación elearning en la prevención de riesgos laborales”)   … aunque si bien es cierto, la posición más cómoda (aunque no la mas inteligente) es seguir negando la realidad actual (jornada técnica sobre “Cumplimiento de los requisitos para las entidades acreditadas en prevención de riesgos laborales”) en lo que se refiere a las TICs y que como ha pasado en casi todo lo relacionado con la Prevención de Riesgos Laborales, siempre somos los últimos en llegar.
Y esta vez, … ya hemos llegado tarde de nuevo
Y tú, ¿qué opinas sobre este tema?, ¿Estás de acuerdo en que se debería de tener en cuenta otras modalidades formativas (a parte de la presencial) como válidas según los criterios legales?
Me gustaría conocer tu opinión y como no, …, que seas social y que compartas este post

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X