Exploradores urbanos, los que viven en constante riesgo

Tiempo de lectura: 2 minutos

Una nueva profesión de riesgo ha nacido: los exploradores urbanos. Se trata de grupos de personas, generalmente hombres, que se dedican a analizar, investigar y fotografiar lugares abandonados, derruidos y descuidados.
caralocodesdearriba
La fascinación por las ruinas por parte de los investigadores ha ido en aumento en los últimos diez años, y ya existen blogs, comunidades y foros donde miles de colaboradores comparten sus fotografías sobre la materia. La actividad que desarrollan los exploradores urbanos incluye escalar y trepar por grandes edificios, puentes, torres, e incluso ir bajo tierra.
Los lugares que suscitan mayor atracción son naves industriales, fábricas y hospitales abandonados.  Uno de estos exploradores urbanos, Ken Fager, admite el riesgo que supone esta actividad. Problemas de inestabilidad estructural son su compañero de viaje más habitual, por no hablar de la fascinación que estos investigadores tienen por realizar fotografías desde las alturas.
nievefabrica
Evidentemente, no se toman precauciones de seguridad en los recorridos que realizan, como tampoco en los ascensos a los puntos más elevados de las estructuras en ruinas que se visitan. La prevención es un concepto con el que estas personas están poco familiarizadas, y lo último en lo que piensan cuando inician sus expediciones es en establecer unas medidas de seguridad. La fotografía que sigue de Richard Zorge así lo demuestra. Este joven se dedica a recorrer y escalar grandes construcciones abandonadas de la ex Unión Soviética.
unionsovietica fondo
La exploración urbana atrae a muchos curiosos que se aventuran en estos viajes hacia lo desconocido de una forma más que temeraria. La mayoría de ellos tan siquiera usan casco, y de hecho ya se contabiliza por lo menos una muerte derivada de esta actividad.
Otra imagen sorprendente es la que vemos a continuación, donde uno de los investigadores se toma un descanso en la parte alta del Puente Sur de Kiev, sobre el río Dniéper, y a 135 metros de altura. De hecho, es el puente más alto de Ucrania.
sobrepuente
Por lo que a nivel  legal se refiere, la ley rusa establece que ingresar en edificios abandonados y sin seguridad es ilegal y que la intrusión en una propiedad privada puede ser penado con una pequeña multa. Sin embargo, los exploradores urbanos parecen no tener problemas en cuanto a la legislación vigente y prefieren correr ese riesgo para obtener sus preciadas imágenes… aunque se jueguen la vida en ello.

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X