¿Cómo nos afectan los campos electromagnéticos en el ámbito laboral?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Los campos eléctricos y magnéticos son fenómenos naturales que han estado presentes en nuestro medio ambiente desde el inicio de los tiempos. Podemos encontrar campos electromagnéticos por todas partes, y aunque algunos de estos campos son visibles, como por ejemplo el arco iris, la mayoría de ellos son invisibles para el ojo humano.

Arco iris

Sin embargo, el avance del conocimiento de la humanidad en los últimos tiempos se ha traducido en un aumento de los campos electromagnéticos debido a la demanda de electricidad, las tecnologías inalámbricas y los cambios laborales y sociales. Todos estamos rodeados de un entramado de campos eléctricos y magnéticos en el hogar y en el trabajo.

¿Y cómo afectan a la salud y seguridad del trabajador todos estos cambios laborales, sociales y tecnológicos?

En febrero de 2007,  en una empresa de oficinas de Barcelona, se detectó un fenómeno desconocido hasta el momento en España y que afectó al mundo laboral: la Lipoatrofia semicircular.

Torre Agbar

El foco de esta rara enfermedad se localizó en unas oficinas de nueva generación, cargadas de tecnología y con grandes campos de electricidad inducida a partir de la canalización de los cables, la disposición de la tecnología y la utilización de redes inhalambricas, a parte de otras variables que se fueron descubriendo a raíz del fenómeno, que motivó la redacción de protocolos específicos al respecto y que todo el sector de la prevención de riesgos laborales se fijara en la exposición a los Campos Electromagnéticos y su incidencia en los trabajadores.

Lipoatrofia

La lipoatrofia semicircular es un trastorno del tejido subcutáneo que se suele manifestar en depresiones o hundimientos en formas semicirculares así como surcos que aparecen en la piel en las caras anterior y lateral de los muslos y de forma menos frecuente en los antebrazos.
Está catalogada como enfermedad benigna y reversible ya que tras un periodo de entre nueve meses y tres años separados del ambiente laboral desaparecen los síntomas.

Aunque en España esta patología apareció en 2007, el primer caso descrito se dio en Alemania en el año 1974 cuando se manifestó en tres pacientes y se relacionó con su entorno laboral y concretamente con el edificio donde trabajaban.

Ante estas nuevas alteraciones y su relación con los campos electromagnéticos, la Unión Europea promulgó en 2013 la Directiva 2013/35/UE sobre las disposiciones mínimas de salud y seguridad relativas a la exposición de los trabajadores a los riesgos derivados de agentes físicos (campos electromagnéticos), que modificaba las anteriores regulaciones para poder dar respuesta a todos los cambios que se estaban produciendo.

Esta Directiva, que entra en vigor el 1 de julio de 2016, establece los Valores límite de exposición y niveles de actuación, así como las obligaciones que tienen los empresarios en aras a evitar o reducir riesgos por campos electromagnéticos.

El mismo documento anuncia la aparición de una GUIA PRÁCTICA, que a más tardar debe publicarse seis meses antes de su entrada en vigor, y que servirá para facilitar la su aplicación.

Puntos a destacar de la Directiva:

  • Se establece la obligación del empresario de evaluar todos los riesgos que se deriven de los campos electromagnéticos (CEM), así como determinar la exposición a los trabajadores de estos CEM, si es necesario, midiendo o calculando los niveles a que estén expuestos.
  • El empresario deberá adoptar las medidas necesarias para garantizar que los riesgos derivados de los campos electromagnéticos en el lugar de trabajo se eliminen o se reduzcan al mínimo.
  • El empresario velará por que aquellos trabajadores que puedan verse expuestos a riesgos derivados de campos electromagnéticos en el trabajo o sus representantes reciban toda información y formación necesarias sobre el resultado de la evaluación de los riesgos.
  • El empresario velará por que el trabajador afectado reciba los exámenes médicos o la vigilancia individual de la salud adecuados, de conformidad con la normativa y práctica nacionales.
  • Se establecerán sanciones que deberán ser eficaces, proporcionadas y disuasorias.

Ejemplos de Fuentes que pueden generar campos electromagnéticos:

Refiriéndonos a los CEM no ionizantes, podemos distinguir dos grandes grupos de fuentes de exposición en nuestro entorno:

Las fuentes que generan campos de frecuencias inferiores a 3 kHz (0 Hz<3 kHz), entre los que se encuentran:

  • Las de “campos estáticos” (0 kHz): Trenes de levitación magnética, sistemas de resonancia magnética para diagnóstico médico y los sistemas electrolíticos en aplicación industrial-experimental.
  • Las fuentes de los campos de frecuencias extremadamente bajas (30 Hz<300 Hz): Equipos relacionados con la generación, transporte o utilización de la energía eléctrica de 50 Hz, líneas de alta y media tensión y aparatos electrodomésticos (neveras, secadores de pelo, etc.).
  • Desde 300 Hz a 3 kHz: Cocinas de inducción, antenas de radiodifusión modulada y equipos de soldadura de arco.2.

Las conocidas como fuentes de campos de radiofrecuencias (3 kHz £ f < 300 GHz), que clasificadas por rangos de frecuencia, son las siguientes:

  • Desde 3kHz a 30 kHz (VLF): Antenas de radionavegación y radiodifusión modulada, monitores de ordenador, sistemas antirrobo.
  • Desde 30 kHz a 300 kHz (LF): Pantallas y monitores, antenas de radiodifusión, comunicaciones marinas y aeronáuticas, radiolocalización.
  • Desde 300 kHz a 3 MHz (HF): Radioteléfonos marinos, radiodifusión AM, termoselladoras.
  • Desde 3 MHz a 30 MHz: Antenas de radioaficionados, termoselladoras, aparatos para diatermia quirúrgica, sistemas antirrobo
  • Desde 30 MHz a 300 MHz (VHF): Antenas de radiodifusión, frecuencia modulada, antenas de estaciones de televisión, sistemas antirrobo.
  • Desde 300 MHz a 3 GHz (UHF): Teléfonos móviles, antenas de estaciones base de telefonía móvil, hornos de microondas, aparatos para diatermia quirúrgica, sistemas antirrobo.
  • Desde 3 GHz a 30 GHz (SHF): Antenas de comunicaciones vía satélite, radares, enlaces por microondas.
  • Desde 30 GHz a 300 GHz (EHF): Antenas de radionavegación, radares, antenas de radiodifusión.

La evaluación y medición de estas variables será la que deberán llevar a cabo a los Servicios de Prevención y para ello precisarán contar con los respectivos equipos de medición, tanto de bajas como de altas frecuencias.

Los equipos de medición, además, deberán ir provistos de de diferentes sondas, dependiendo del campo de frecuencias que se quiera medir:
Imatgen SMP2Una sonda para cubrir el campo entre 1 Hz y 400 KHz, adecuada para las zonas donde se trabaja con equipos de baja frecuencia como ordenadores, instalaciones eléctricas, de las mesas de los despachos, iluminación, etc.

Imatgen WP400

Y una sonda para frecuencias altas comprendidas entre 100 KHz y 8 GHz, en las que detectaremos la presencia de repetidores Wifi y la posible exposición de torres de repetición próximas a las instalaciones, así como equipos de transformación de energía de AT, MT y BT (alta, media y baja tensión).

Imatgen WPF8
Lógicamente este normativa afecta a todo tipo de empresas (telecomunicaciones, industria, medicina, ferroviario, defensa, laboratorios, energía, aeronáutico, etc), que deberán de evaluar y medir la exposición a los CEM a partir del 1 de julio de 2016, aunque no es recomendable esperar a que entre en vigor la Directiva si hay sospechas de que los valores obtenidos están por encima de los admitidos, dado que en este caso hay que tomar medidas y ello puede comportar cambios importantes en las instalaciones.

En PrevenControl nos hemos adelantado a la Directiva y ya disponemos de los equipos de medición, homologados y certificados para realizarlas, así como de técnicos experimentados para hacer este tipo de valoraciones. No dude en consultarnos.

Suscríbete a Prevenblog

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

¿Quieres saber más sobre Cultura de Seguridad?

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al aceptar el uso de cookies está de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies requeridas técnicamente.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec
  • euconsent
  • euconsent-v2
  • googleConsent
  • userld
  • devicePixelRatio
  • dfpestid
  • _stidv

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
X